Marwa | mail: marwachile@gmail.com |
Gerome_1863_LaDanzaDelAlmeh

El Edicto de 1834 en El Cairo

Luego de la campaña de Napoleón (desde 1798 a 1901 – artículo anterior) y las intenciones de modernizar el país de Muhammad Ali (quien gobernó desde 1805 a 1848), la fascinación por Egipto y el Medio Oriente se volvió intensa, viajaron muchísimos turistas y también investigadores y escritores, quienes nos dejaron una interesante documentación de estos viajes y aventuras.

Muhammad Ali, Pasha de Egipto.

Muhammad Ali, Pasha de Egipto.

 

Los principales escritores que nos atañen y que hablan sobre la danza del vientre y las bailarinas, son Edward Lane (En su libro “Maneras y costumbres de los Egipcios modernos”, escrito en 1836) , Lady Mary Wortley Montagu (“Cartas de Lady Mary Wortley Montagu”,  que habla en su mayoría sobre Turquía, vivió desde 1689 a 1762, y escribió muchas y detalladas cartas en su vida adulta), Gustave Flaubert (“Cartas de Gustave Flaubert”, 1857 a 1880) y Lady Duff Gordon (en “Cartas desde Egipto”, 1902).

 

 

 

 

 

El Libro de Edward William Lane: "MAneras y Costumbres de los Egipcios modernos", escrito entre 1834 y 1835.

El Libro de Edward William Lane: “MAneras y Costumbres de los Egipcios modernos”, escrito entre 1834 y 1835.

Edward Lane, en el capítulo “bailarinas públicas” de su libro, habla inmediatamente de las Ghawazees y dice:

“Las Ghawazee bailan sin velo en las calles públicas. Su danza es de poca elegancia y la mayor peculiaridad es que pueden hacer vibrar rápidamente las caderas, de un lado a otro. Comienzan con algo de decoro, pero pronto, cuando las caras se animan y cuando sus castañetas de metal se aceleran, incrementan la energía de cada movimiento […] Las Ghawazees regularmente bailan en la corte de una casa, en las calles, ante las puertas o en ciertas ocasiones de festividad en el harem, por ejemplo, para un matrimonio o el nacimiento de un niño. Nunca son admitidas en un harem de reputación, pero no es poco frecuente que sean contratadas en una fiesta de hombres. En este caso, es esperado que sus danzas sean más lascivas que las mencionadas anteriormente […] Tanto mujeres como hombres disfrutan mucho sus danzas, pero las personas de clases más altas y las más religiosas, desaprueban de ellas”.

El dibujo de Las Ghawazees del Libro de Edward Lane.

El dibujo de Las Ghawazees del Libro de Edward Lane.

 

Ghawazees. (Esta imagen pudo haber sido tomada en las Ferias de Exhibición Mundial fuera de Egipto).

Ghawazees. (Estas imágenes pudieron haber sido tomada en las Ferias de Exhibición Mundial de Londres, París o Chicago).

Ghawazee

Tal como explica la autora Karin Van Nieuwkerk en su maravilloso libro “A trade like anyother, Female Singers and Dancers in Egypt” (Este libro no está traducido al español, pero la traducción del título es: “Un negocio como cualquier otro, cantantes y bailarinas en Egipto”), Edward Lane menciona cuatro tipos de bailarinas – entretenedoras – en su libro: Las Awalim de clase alta; las Awalim de clase media, quienes cantaban y bailaban; las ghawazee; y una clase inferior de Ghawazee. Sin embargo, Karin Van Nieuwkerk explica también que, según varias fuentes, cuando se hablaba de Ghawazee, se referían a bailarinas que también podrían prostituirse mientras que las Awalim eran descritas como mujeres que bailaban y cantaban. En cuanto a las Awalim de clase alta, no está claro si es que bailaban o no como parte de su repertorio de entretención.

EL maravilloso libro de Karin Van Nieuwkerk.

El maravilloso libro de Karin Van Nieuwkerk.

 

Independientemente de lo que dicen las fuentes y de la generalización de términos y oficios hacia a todas las mujeres y también hombres que eran parte de la creciente industria del entretenimiento en Egipto, la cantidad de bailarinas en esta época – ya sea profesionales o no – era considerable, lo cual era ferozmente rechazada por las autoridades religiosas. No solamente porque estas mujeres seguían siendo musulmanas, sino porque bailaban para los infieles.

 

Esta era la época de reinado de Muhammad Ali, Pasha de Egipto, famoso gobernante y llamado el padre de la modernización de Egipto. Muhammad Ali nació en 1769 en Macedonia (lo que hoy es Grecia, pero en ese tiempo era parte del Imperio Turco Otomano) y murió en 1849 en Alejandría, Egipto.  Muhammad Ali es el fundador de la dinastía que dirigió a Egipto desde el comienzo del siglo XIX hasta mediados del siglo XX y, como mencioné anteriormente, se dice de él que impulso la emergencia del estado moderno de Egipto. Una de las maneras para lograr que Egipto fuera un estado tributario independiente económicamente, fue promoviendo el turismo, trayendo europeos, que venían masivamente a conocer este famoso país.

Lady Mary Wortley Montagu

Lady Mary Wortley Montagu

 

La página web www.touregypt.com dice: “[Esta época] se convirtió en la era dorada del turismo. Estos viajantes eran turistas, pero trajeron consigo considerables influencias europeas y esa es otra razón por la que Egipto se haya convertido en un miembro del mundo moderno durante el reinado de Muhammad Ali”. Y Karin Van Nieuwkerk relata que una de las razones más importantes por las que legaban tantos turistas, era por las bailarinas.

Esto último, de acuerdo con Jennifer Fisher y Anthony Shay en el libro “Cuando los hombres bailan, coreografiando masculinidades fuera de las fronteras”, era un motivo de vergüenza para el gobernante, además del incremento de problemas sanitarios y peleas callejeras diarias, especialmente entre soldados y a causa de las mujeres entretenedoras.

La Danza Del Almeh, de Gerome (1863)

La Danza Del Almeh, de Gerome (1863)

Lo primero que hicieron las autoridades fue subir impuestos o imponer impuestos nuevos en la industria del entretenimiento, pero para estas alturas, muchas mujeres de esta industria se habían vuelto bailarinas, debido a que estaban empobreciéndose a causa de estos mismos impuestos. Esto hizo que el estatus de las bailarinas bajara considerablemente y el número de ellas incrementara, permitiendo que la situación se saliera de control. Karin Van Nieuwkerk, citando a la investigación que realiza Clot Bay en su libro de 1840 “Aperçu général sur l’Egypte” (“Descripción general sobre Egipto”), dice: “Los jefes religiosos siempre se habían opuesto a las danzas públicas realizas por artistas mujeres, pero cuando las danzas se incrementaron y sobre todo para los infieles, ya no se pudo tolerar más. El excesivo interés de los europeos por las bailarinas, y el hecho de que los mismos hayan monopolizado los servicios de estas mujeres, intensificó el rechazo de los líderes religiosos, lo cual causó una protesta más amplia en manos de los egipcios”.

 

De esta forma, en junio de 1834, Muhammad Ali decretó un edicto que prohibió el trabajo de bailarinas y prostitutas en El Cairo. La mayoría de estas mujeres fueron deportadas a ciudades del Sur, como Esna, Qena y Luxor. Si se fijan, la danza fue considerada igual a la prostitución, situación que nos aqueja hasta el día de hoy. Muchas prostitutas bailaban, pero no todas las bailarinas se prostituían. Karin Van Nieuwkerk, citando a las diferentes cartas de los escritores mencionados, dice que al comienzo del siglo XIX la palabra “Almeh” denotaba a una bailarina-cantante, mientras que para el año 1850, significaba bailarina-prostituta. Ya no había más distinción entre Ghawazees y Awalim.

 

Lady Lucy Duff Gordon

Lady Lucy Duff Gordon

Una de las consecuencias más directas de este edicto, fue la aparición masiva de hombres afeminados que bailaban como mujer y muchos de ellos engañaban visualmente a los espectadores europeos. Estos muchachos eran conocidos como los “khawal”.  Algunas Awalim de clase alta pudieron continuar su trabajo en los Harem, en los cuales contaban historias, cantaban y tocaban instrumentos. Algunas bailarinas pudieron quedarse en El Cairo, pero se disfrazaban de lavanderas o mendigos para dirigirse a las casas de los extranjeros. Pero lo que también ocurrió fue que los extranjeros comenzaron a viajar al Sur. Lady Duff Gordon narra en sus cartas desde el Sur de Egipto, que las bailarinas también eran contratadas por mujeres para mujeres, sin embargo, cuando había hombres extranjeros, a veces ocurría que pedían que la bailarina danzara desnuda.

 

Khawal, Muchachos bailarines.

Khawal, Muchachos bailarines.

Khawal, Muchachos bailarines.

Khawal, Muchachos bailarines.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se dice que el Edicto fue levantado por Abbas Basha, debido a la necesidad de los importantes impuestos que se recolectaban de toda la industria del entretenimiento, la cual se vio ampliamente afectada por este.  El Cairo desarrolló una creciente urbanización en la segunda mitad del siglo XIX y la demanda de artistas femeninas iba en alza. Con el tiempo, comenzaron a construirse teatros, casas de óperas, restaurantes, casas de café y salones de música, particularmente El Dorado, el primer Nightclub en EL Cairo, en donde se ofrecían shows de danza.

 

A comienzos del siglo XX la danza local ya era conocida por primera vez como “Danza del Vientre”, ¡y el resto es historia! Puedes leer más sobre cómo la industria se masificó en el siglo XX en este artículo: http://www.marwa.cl/el-cine-de-la-epoca-dorada-de-egipto/

El Dorado NightClub. Imagen de GildedSerpent

El Dorado NightClub en El Cairo. Imagen de GildedSerpent

 

¡Gracias por leer! Espero sinceramente que este artículo sea un aporte en tu camino en la Danza Oriental.

Con Cariño,

Marwa.

 

Principales Referencias:

  • Edward Lane – “Maneras y costumbres de los egipcios modernos”.
  • Lady Mary Wortley Montagu – “Cartas de Lady Mary Wortley Montagu”.
  • Gustave Flaubert – “Cartas de Gustave Flaubert”.
  • Lady Duff Gordon – “Cartas desde Egipto”.
  • Karin Van Nieuwkerk – “A trade like any other, Female Singers and Dancers in Egypt”.
  • Jennifer Fisher y Anthony Shay – “Cuando los hombres bailan, coreografiando masculinidades fuera de las fronteras” (en Inglés).
  • Cristina Morató – “Las Damas de Oriente, Grandes viajeras por los países árabes”.
  • Suhaila Salimpour y Abigail Keyes – “BellyDance Compendium” Vol 1.
  • Enciclopedia Británica

Author Info

Marwa Marcia Gómez

Los artículos publicados en esta web son parte de la investigación que se expondrá en mi próximo libro de Danza Oriental, el cual será lanzado durante este año 2017. Para saber más sobre mi recorrido en la danza, por favor visita mi biografía. Si te gustaría sugerirme algún artículo, por favor no dudes en escribirme a marwachile@gmail.com