Marwa | mail: marwachile@gmail.com |

Estudio y practica de la Danza del Vientre

 Marcia Gómez Marwa es Profesora y Bailarina de Danza Oriental con 17 años de experiencia profesional. Pedagoga en Inglés titulada, además estudió Bachillerato en Humanidades y Artes e Intérprete e Danza (sin completar), junto con un Diplomado de Cultura Árabe Islámica. Actualmente es profesora invitada en el Diplomado de Arte y Estética Árabe Islámica del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile.

Actualmente su maestra es Suhaila Salimpour, es certificada nivel 3 en ambos formatos de esta escuela y es parte de la legendaria compañía de danza Bal Anat.

 

 

 

Estudio, práctica y entrenamiento en la Danza del Vientre

 

¡Hola!

crotalos2

Gracias por estar aquí. Este artículo, como mucho de mi trabajo, se complementa con la lectura de la Guía Profesional para Bailarinas de Danza del Vientre. Si no la tienes, haz click aquí para ir al home de mi página y descargarla.

Lo que leerás a continuación está pensado para quienes toman la danza del vientre como algo profesional, semi profesional o también para las aficionadas apasionadas que son un deleite para cualquier profesora 😊

 

Si estás leyendo y eres alumna, sin intereses de convertirte en bailarina o profesora, ¡no te preocupes! Estas palabras no están dirigidas a ti.

Por otra parte, si tienes interés en convertirte en bailarina aficionada, bailarina profesional, profesora o incluso alumna avanzada, no hay forma de lograrlo sin tener que sentarse – o pararse – a estudiar. Porque, como en toda disciplina, la danza del vientre es un arte que incluye muchísimos aspectos que van más allá de los pasos y combinaciones o coreografías que podemos aprender en clases y talleres.

Si tienes ganas de llevar tu estudio a un siguiente nivel, organizarlo y hacer que cunda, ¡entonces este artículo es para ti! 😊

 

 

PASOS A SEGUIR

  1. Claridad

 

¿Qué quieres? ¿Lo sabes? ¿Qué quieres de la danza en tu vida? ¿Qué tipo de alumna/bailarina/profesora quieres ser?

 

La claridad es el equivalente a un mapa o un GPS. La claridad es la razón de porqué existe una malla curricular en las carreras de estudio. La claridad es la razón de porqué ciertas agrupaciones, empresas o compañías tienen una misión. La claridad es la razón de porqué los atletas comienzan el día con tal o cual tipo de movimiento y terminan con otros. La claridad es saber qué quieres y que necesitas para lograrlo.

 

¡Y que no te de vergüenza necesitar un mapa! Hay personas que pueden cocinar sin receta, otras son felices comprando leyendo y llevando a la práctica las recetas de sus muchos libros de cocina. Recetas de todas partes del mundo y diferentes culturas. ¿Te gustan los libros de recetas? A mi me encantan… y lo mejor es esto: cuando me las aprendo, puedo crear e improvisar a gusto. Lo mismo pasa con la danza.

 

Distintos tipos de objetivos para ayudarte con la CLARIDAD:

 

Algunos ejemplos de objetivos como bailarina:

 

  • Alcanzar un mayor nivel como bailarina.

Ejemplo: pasar de nivel básico intermedio a intermedio. Pasar de nivel avanzado a nivel profesional.

 

  • Aprender ciertos pasos, movimientos, acrobacias que me resultan atractivas.

Ejemplo: aprender tal o cual giro, o el shimmy, o el belly flutter.

 

  • Aprender a manejar un elemento.

Ejemplo: velo, bastón, crótalos, sable, abanicos, alas de Isis.

 

  • Bailar en la gala de danza del vientre de la escuela o el festival o el evento X.

Ejemplo: aprender la coreografía tan bien que me ponga lo menos nerviosa posible y así poder disfrutar y dejar que mis emociones fluyan.

 

  • Convertirme en profesora/facilitadora de danza del vientre.
  • Participar de una competencia de danza del vientre.
  • Bailar en un evento de danza del vientre como solista.
  • Bailar un evento social como matrimonios o cumpleaños.

 

Algunos ejemplos objetivos como alumna:

 

  • Conocer los ritmos, instrumentos, géneros musicales, referentes de la música árabe.
  • Conocer la teoría e historia de ciertos ritmos y músicas árabes.
  • Conocer la historia de la danza del vientre.
  • Conocer la danza, teoría y el contexto social de las danzas tradicionales de Medio Oriente.

 

Algunos ejemplos de objetivos como profesora:

 

  • Hacer clases para niñas.
  • Hacer clases para embarazadas.
  • Hacer clases para personas que tienen lesiones en rodillas y espalda.
  • Hacer clases con enfoque profesional.
  • Hacer clases para mujeres víctimas de violencia intra-familiar.
  • Hacer clases con enfoque terapéutico.
  • Hacer clases con enfoque de expresión personal-artística.

 

 

Algunos ejemplos de objetivos como “coreógrafa” (pongo la palabra “coreógrafa”  entre comillas porque la coréutica es una disciplina que se estudia, usualmente después de muchas décadas de ser bailarín)

 

  • Hacer una coreografía grupal de una danza tradicional de Norte de África.
  • Hacer una coreografía de fusión.
  • Hacer una coreografía de homenaje.

 

Estos son varios ejemplos de objetivos para estudiar. Algunas de ellas te motivarán, otras no. ¡Quizás te motive todo! En cualquier caso, necesitas CLARIDAD.

 

Las metas pueden ser propias o impuestas (en el buen sentido de la palabra) por tu profesora o maestra. También puede haber una mezcla, entre metas propias e impuestas.

 

121

 

Si quieres realmente hacer este ejercicio de CLARIDAD, toma lápiz y papel:

 

  • Escribe cuáles son tu(s) objetivo(s). Pueden ser objetivos a corto y/o mediano y/o largo plazo 😊 Empecemos con los de corto plazo. Anótalos.

 

  • Dales un plazo de tiempo, considerando si eres estudiante, empleada, madre, padre, si tienes pareja, todas las anteriores, etc. ¿Necesitas un mes? ¿dos meses para cada objetivo? ¡perfecto! Lo importante es que ANOTES cuando quieres “terminar” tal o cual proyecto de estudio. (ejemplo: en un mes, quiero saber, conocer, identificar 4 ritmos de la música árabe)

 

  • Si tienes varios objetivos o proyectos de estudio, traspásalos a un calendario.

 

  • Anota todas las distracciones y problemas que puedas tener para estudiar y ve si puedes crear un ANTÍDOTO anti-distracción y anti-sabotaje.

 

(Por ejemplo: los míos muchas veces son: tengo que cocinar, tengo que hacer aseo, tengo sueño porque dormí mal, tengo demasiadas cosas que hacer y no sé por donde empezar. Mis antídotos: cocinar muchas cosas un solo día y refrigerar. Mantener mi casa lo mejor posible para no tener loza o desorden acumulado que me distraiga o pedir a alguien que me haga el aseo. Asegurarme de dormir bien con té natural de relajación en la noche, tapones si es necesario, meditación o mantras de sueño si es necesario. Hacer la tarea pendiente que MÁS ESTRÉS me traiga)

 

OJO: Si eres de esas personas que dice: “ufff, yo anoto y he hecho esto antes, pero nunca sigo mis proyectos, los dejo botados, me pasan cosas en la vida que me interrumpen y después ya no puedo retomar, pierdo la motivación….” ¡ENTIENDO! Estoy contigo, lo comprendo por experiencia propia. Por eso, ¡SIGUE LEYENDO!

 

 

 

  1. Motivación

La-motivacion

¡Bien! Una vez que tenemos la claridad, podemos hablar de la MOTIVACIÓN. La pregunta es ¿cuál es TU RAZÓN? Tu razón de estudiar, de prepararte. O la razón de porqué no estudias ni te preparas.

 

Resulta que, como todo con el ser humano, ¡hay personas que han estudiado esto! Y las conclusiones son impactantes. Adivina que:

 

Una persona que tiene un proyecto y no lo sigue, es porque tiene problemas de auto-estima.

 

Si, leíste bien. Auto-estima. Y de hecho este tema es TAN importante, que escribiré sobre ello en el siguiente blog. Pero por mientras, este es un pequeño adelanto:

 

  • Querer estudiar es tener una convicción interna de que podemos ser buenos o eficaces en algo. Sin esa convicción, sabotearemos el estudio.
  • Querer estudiar y ser buenos en algo, implica una convicción interna de que podemos brillar, de que podemos resaltar, de que podemos ser un aporte. Sin esa convicción interna, sabotearemos el estudio.
  • Necesitar el apoyo emocional de otros implica que hay cierto lugar de inmadurez emocional, lo que internamente nos lleva a sabotear el estudio. Es como necesitar el permiso de alguien para mejorar y, por lo tanto, sobresalir.
  • Querer estudiar sólo para tener reconocimiento externo, también habla sobre cierta inmadurez emocional y terminaremos por sabotear el estudio y la mejoría, ya que el foco en el mundo externo nos empujará a la procrastinación, al pánico escénico y la ansiedad entre otras cosas que nos hacen perder motivación.

 

 

“Los defectos de nuestra auto-imagen destruyen la confianza en las propias habilidades, lo que afecta negativamente el desarrollo de la autodisciplina, la que es necesaria para alcanzar nuestros objetivos y consecuentemente aumentar la autoestima”.

 

 

¿Es un poco fuerte verdad? ¡Pero es cierto! Si estás leyendo esto y te sientes identificada, tómalo como una señal. No necesitas el permiso de nadie para brillar, para mejorar, para avanzar hacia un siguiente nivel. No necesitas el permiso de nadie para querer ser ambiciosa o para querer tener metas y objetivos que te mejorarán como alumna, bailarina y profesora 😊

Snoopy_happy_dance

 

  1. Espacio

 

Para estudiar, necesitas tener un espacio. Y lo que tienes, créeme, sirve. ¿Tienes un metro cuadrado? ¡Sirve! ¿Tienes el salón del edificio? ¡Sirve! ¿Tienes el patio de la casa de la mamá? ¡Sirve!

 

Cuando me fui a vivir a Londres el año 2002 fue cuando empecé a tomar clases profesionales de danza del vientre. Mi familia es testigo de esto: yo ensayaba todos los días en el living de la casa. Era un living promedio, ni grande ni chico. Corría la mesa de centro, ponía la radio con el cassette y daba vueltas en círculos practicando mis pasos. Bajé todos los artículos sobre danza del vientre que encontré en internet en ese tiempo y le pedí a mi papá que los imprimiera en su oficina. Me compré un archivador y puse todo allí. Y me devoré leyendo TODO lo que encontraba. Me compraba toda la música árabe que pudiera encontrar. Tomaba todos los talleres que pudiese pagar.

 

Lo que tenía era HAMBRE. Cuando una tiene hambre (¿has sentido hambre?), no importa si estás comiendo en plato o con la mano, con servilletas o con papel confort, si es orgánico o si son gallinas felices. Lo que te importa es COMER.

 

¡Lo mismo pasa aquí! Si tienes hambre, vas a ocupar tu metro cuadrado. De hecho, vas a ser la reina del metro cuadrado.

 

Ahora, además del espacio físico, necesitas un espacio en el tiempo. Necesitas tu ritual, tu espacio sagrado, tu momento de estudio. Para eso, de alguna forma u otra, tendrás que poner límites. Tendrás que comunicar: este es mi momento. A veces, ese momento implica un bebé en brazos. A veces, ese momento implica bailar entre las mascotas. A veces, ese momento implica saltarse un capítulo de la teleserie. A veces, ese momento implica levantarse más temprano o acostarse más tarde.

dancingHome

 

Tu espacio

  • Haz lo posible por sacar cualquier distracción.
  • Anda al baño antes.
  • Come antes (si es posible) para que no tengas hambre o ansiedad de comer.
  • Lleva agua o un termito para que no tengas que salir a buscar.
  • Ten todas tus herramientas: música, parlantes, audífonos, cuaderno, lápices, libros, marcadores, toalla. Todo lo que necesites.
  • Haz un ritual: prende una vela, pide inspiración, haz una pequeña meditación, respiración, lo que sea – rápido y corto – para proteger tu espacio, honrarlo, y estar completamente presente para sacarle el máximo provecho.

(Yo siempre, siempre prendo una vela antes de trabajar y pido inspiración)

 

  1. Formas e ideas

 

¡Wujuuu! Tenemos nuestras metas, motivaciones y espacio. Ahora, vamos al contenido de nuestro estudio y formas e ideas para estudiar, en donde nos vamos a concentrar sólo en estudiar TÉCNICA, TEORÍA Y MÚSICA:

 

  1. Estudiar técnica

 

Estudiar técnica tiene dos grandes pilares: consciencia y repetición.

 

Consciencia es saber qué estoy haciendo y cómo se hace de la manera más eficiente posible, sin dañar el cuerpo ya que a largo plazo el estudio no servirá de mucho sin un cuerpo que me permita bailar. Y una vez que tengamos consciencia, podemos integrar la repetición.

 

Consciencia

 

  • Tener claridad de él o los pasos y movimientos para estudiar.
  • Conocer la anatomía básica del movimiento, es decir, cuáles son los músculos, huesos, articulaciones principales que estoy moviendo.
  • Tener una imagen visual de esa anatomía básica. (¡Google!)
  • Hacer el movimiento o paso con la alineación correcta según tu tipo de cuerpo.

 

Repetición

 

  • En un compás de 4/4, hacer el movimiento en el 1. Luego en el 1,3. Luego en el 1,2,3 y 4. Luego – si es posible – en el 1,&,2,&,3,&,4,&. Tomar esa velocidad puede necesitar varias sesiones.
  • En la velocidad que elijas, repite el movimiento por lo menos durante 5 minutos en una sesión. Y fíjate que, a medida que vayas avanzando, tu cuerpo controle la disociación, no se muevan las otras partes de tu cuerpo, no se tense la mandíbula, no se tensen los dedos y las manos… etc.
  • Agregar variaciones para la repetición, como: hacerlo mientras muevo los brazos, hacerlo mientras giro lentamente, hacerlo mientras camino, hacerlo mientras hago un cambré, hacerlo mientras toco crótalos, hacerlo mientras revoleo el bastón, ¡hacerlo mientras respiro!
  • Agrega transiciones desde y hacia otros movimientos o pasos o giros.
  • Improvisa con alguna canción que conozcas y aplica todo lo anterior.

 

Aprovecha de tomar estos consejos y regálale a tu cuerpo la oportunidad de hacer consciencia y repetición por CADA movimiento de danza del vientre que conozcas. Tu técnica lo agradecerá ¡y tu consciencia corporal también!

 

Pasos y giros

 

Los pasos y giros son diferentes a los movimientos. Los pasos y giros usan el cuerpo completo en traslado.

 

  • Si el paso ya lo conoces, pero quieres mejorarlo y variarlo, entonces aplica consciencia y repetición.
  • Si lo conoces y entiendes, pero no te sale bien, entonces divídelo en etapas hasta completarlo. Una vez completo, repítelo lentamente y luego sube la velocidad si es que es necesario.
  • Luego aplica variaciones, identifica los obstáculos que las variaciones traigan y vuelve a dividirlo en etapas.
  • Si está fuera de tu alcance, considera una clase particular con alguien que sepas pueda ayudarte.
¡Mapas mentales!

¡Mapas mentales!

 

Ayuda visual

 

¡La ayuda visual ayuda muchísimo!

 

  • Ten tu cuaderno, carpeta o archivador en donde colecciones las imágenes de anatomía para la anatomía del movimiento.
  • Ten una lista de reproducción en Youtube en donde puedas ver los pasos, movimientos, giros que estés estudiando (con tus bailarinas favoritas también).
  • Puedes también tener tu calendario de estudio a la vista, es muy motivador y te recuerda lo has hecho y lo que queda por hacer 😊

 

Ayuda musical

 

  • Arma una lista de reproducción en tu celular, computador o lo que uses para estudiar, que tengas pistas de “estudio o entrenamiento”. Estas son canciones o loops de canciones, con distintos pulsos, que te permitan repetir sin distraerte por los cambios musicales. En mi propia lista de reproducción para estudio y repetición, tengo música árabe y también occidental, latina e India. Es tu momento de estudio, ¡que sea entretenido y energético!

 

Ayuda holística

Come bien, descansa, duerme e hidrátate ya que no sacas nada con tener tus espacios de estudio y tus objetivos si el cuerpo no te va a responder. ¡Esto te lo digo por experiencia propia! Si sientes que necesitas más ayuda, considera esto:

  • Aromaterapia para la energía y la concentración.
  • Meditaciones de energía y concentración.

Quizás vas a pensar que estoy un poco loca, pero todo esto te lo digo por experiencia propia. Hay días en que siento que no me levantan ni con grúa. Pero pienso: ¿Soy más feliz quedándome en cama, mirando tele y comiendo chocolate libre de glúten y lactosa? La respuesta, por lo general, es NO. Porque cuando estudio y siento que nutrí mi cuerpo y mi mente y mi pasión en la danza, ¡me siento muy feliz! Y esa sensación se traduce en mis clases y en todas mis relaciones. Entonces, pongo la velita con aroma, hago una meditación corta y le pongo a play a alguna música que encienda mis pasiones y me ayude a resetear el estado de ánimo.

 

Ayuda extra para ser una mejor bailarina o bailarín

 

  • Elongar cada mañana y lubricar cada articulación. Hay tanta, tanta información sobre los beneficios de la elongación matutina que te invito a buscarlo en internet o libros de stretching, acondicionamiento físico para la danza y también libros de yoga. Tu cuerpo está más disponible, como una esponja para asimilar mejor la técnica. No sólo tu cuerpo, sino que también tu mente. La elongación ayuda a que tu cuerpo tenga un mayor y mejor rango de movimiento y es de gran ayuda para evitar y/o sanar lesiones.

 

  • Siempre mejora tu postura. Si bailas, practicas y entrenas con una mala postura, tu danza siempre tocará techo. Por el contrario, si estás alineado y en la correcta postura de acuerdo a tu tipo de cuerpo, siempre vas a potenciar, mejorar y elevar tu técnica en la danza. Para eso, ¡conoce tu cuerpo! Qué tipo de pisada tienes, qué tipo de alineación de rodillas, posición de la pelvis, columna, cuello. Estudia cómo mejorar tu postura.

 

  • Ten sesiones más largas de elongación, no como la elongación de la mañana, a menos que esa sea tu sesión larga, como hacer yoga por ejemplo. También considera aprender a usar el fitness roll como herramienta para elongar y dar salud a tus músculos.

 

  • Graba tus sesiones de practica de coreografías y combinaciones. Analízalas sin juzgarte a ti misma ni hacerte bullying. Agrega lo que necesitas a tus sesiones de “consciencia y repetición”. Los brazos, la postura, la fluidez y la disociación son, en mi experiencia, lo que más hay que trabajar.

 

  • Busca maestros y mentores que te desafíen y te construyan al mismo tiempo.

 

  • Ten algún tipo de practica de acondicionamiento físico que mejore tu técnica, postura, tonicidad y consciencia corporal. Yoga y Pilates son mis favoritos, pero también hay métodos nuevos que aún no he tenido el placer de experimentar, como el Barre Method y otros ejercicios que se hacen con la barra de ballet.

 

  • Ponte metas o desafíos técnicos: “quiero poder hacer tal paso” “quiero poder hacer tal giro” “quiero poder hacer éstas disociaciones con la velocidad de ésta música”. Desglosa lo que necesitas hacer, hazlo lento y consciente, repite (esas pueden ser varias sesiones), luego más rápido (otra sesión), y así sucesivamente hasta completarlo.

 

¡Te invito a ver este video para que saque ideas!

Sesiones de estudio de técnica

Hay métodos educativos, como Waldorf y Montessori, que se focalizan en una materia, y luego dejan pasar bastante tiempo antes de volver a ella. Mientras, el cerebro va digiriendo y sistematizando la información hasta que esa materia se vuelve a visitar. El resultado es que la materia no sólo se quedó sino que también el cerebro lo decantó.

Esto pasa también en la danza y de hecho yo lo hago en mis clases regulares y con muy buenos resultados. Puedes hacer rotaciones de tus sesiones de técnica, en vez de hacer todo, todo el tiempo. Ejemplo:

  • Sesión 1: técnica de caderas (articulación coxo-femoral).
  • Sesión 2: técnica de círculos.
  • Sesión 3: técnica de ondulaciones.
  • Sesión 4: técnica de ochos.
  • Sesión 5 técnica de giros.

Luego, al volver a la rotación de técnica de caderas, podrás ver que tu cuerpo maneja aún mejor esa información y puedes incluso subir el nivel técnico de la sesión 1, ya que tu cuerpo ha estado trabajando sin que conscientemente lo sepas.

 

Te invito a ver este video de posturas y elongaciones básicas que te puede dar algunas ideas para tu elongación y lubricación de articulaciones:

 

 

2. Estudio teórico

 

garfieldLa teoría, por lo general, siempre va a implicar leer. Para eso, necesitamos tener a mano el material de lectura ANTES de la sesión de estudio. Independiente de tu forma favorita de leer (con papel en mano o desde un celular/Kindle/Tablet/computador), hay muchas maneras de sacar el máximo provecho al estudio teórico:

  • Siempre subraya lo que te parezca importante o interesante.
  • Toma notas. Si lees algo que te haga reflexionar, haz una nota. Escribe qué piensas, que preguntas te surgen, si escuchaste algo diferente en otro lugar, si quieres preguntar la opinión de alguien o si quieres investigar más sobre ese tema.
  • Si quieres profundizar, haz resúmenes. Usa colores, dibujos, patrones. Puedes aprender a hacer esquemas o mapas mentales para organizar la información.
  • Lee más de una fuente sobre un mismo tema.
  • Haz collages sobre los temas que vas estudiando. Por ejemplo: collage sobre Saidi, sobre las ghawazee, sobre Um Khulthoum, sobre las danzas faraónicas.
  • Revisa la bibliografía del libro o artículo e intenta conseguirla.
  • Si quieres tener aún más claridad sobre un tema: ¡enséñalo! Prepara una disertación.
  • Averigua si hay películas o documentales sobre el tema.

Para recursos teóricos, puedes visitar este artículo.

Para aún más guía teórica, puedes revisar este curso.

 

3. Estudio musical

 

Piano

Tarde o temprano, tenemos que aprender de música árabe. Tarde o temprano, comprenderemos que ya no podemos evitar esta gran verdad: la danza del vientre es la encarnación física de la música. Eso quiere decir que nuestra danza se verá tremendamente beneficiada si es que tenemos conceptos claros – aunque sea básicos – de pulso, rítmica, ritmología, instrumentos musicales, géneros musicales, referentes musicales de la música árabe. Ideas:

  • Compra libros, toma clases, lee en internet sobre teoría musical para principiantes. Aprende qué es el pulso, compás, ritmo, frase, melodía, armonía, segmentos, modos, escalas, géneros.
  • Toma clases de derbake para conocer más sobre los ritmos árabes.
  • Haz una lista de reproducción con 5 ejemplos – como mínimo – de cada ritmo que quieras aprender. Te recomiendo que en algunas pistas el ritmo esté sólo como percusión y en otras pistas que el ritmo esté acompañado por melodías e incluso voz.
  • Toma clases de crótalos. Baila con crótalos. Los crótalos amplifican y mejoran tu oído musical, siempre y cuando los trates como un instrumento musical.
  • Escucha mucha música árabe, de distintos géneros musicales. Crea tu lista de reproducción. Escucha música antigua, con instrumentos “de verdad”. Escucha los clásicos originales para luego escuchar las versiones modernas.
  • Aprende a identificar las frases, preguntas y respuestas, resoluciones, wahdas, llamadas de los ritmos, cambios de ritmos.
  • Estudia sobre historia de la música árabe y sus referentes.
  • Toma clases con música en vivo.
  • Entrevista a músicos. Hazles preguntas.
  • Siempre pregunta y lee y escucha a más de una fuente.

Si todo esto te parece muy fuera de tu alcance, considera clases particulares o talleres en donde se explique la teoría musical.

derbake

Ayuda visual

  • ¡Collage sobre todo lo anterior! Haz un collage por cada ritmo, qué te hace sentir, qué imágenes se te vienen a la cabeza, qué tipos de danzas se asocian a ese ritmo, qué lugares.
  • Colecciona imágenes, fotografías.
  • Ve los videos musicales de las canciones siempre que se pueda.
  • Ve los videos de los cantantes originales.
  • Cuando puedas, anda a “ver” música. “Mirar” música en vivo es un hermoso ejercicio. Observa, disfruta de la fisicalización de la música en los cuerpos y manos de los músicos.

 

Otras maneras de estudiar (que puedes organizar sola o en grupo)

  • Ten un cuaderno en donde tengas una lista de TODO tu repertorio de pasos, movimientos, variaciones, estilos, tipos de giros, de desplazamientos. Cuando una tiene claro su repertorio, es mucho más fácil organizarlo para crear, para mejorarlo, para agregar variaciones propias y para enseñarlos.
  • Ver documentales o películas.
  • Toma clases y talleres regularmente.
  • Con todas las coreografías que aprendas, aplica la “consciencia y repetición” a la coreografía completa, no sólo para hacerla lo mejor posible, sino también para que tu cuerpo integre todos los movimientos y pasos, lo que resultará en el enriquecimiento de tu vocabulario, tanto para la creación como la improvisación.
  • Mira muchos estilos de danza constantemente. Esto ampliará tu sentido creativo, coreográfico y estético. Aprovecha instancias en teatros, centros culturales y también internet para mirar grandes obras de danza.
  • Ten un “diario de vida de la danza” en donde puedas expresar tus sentimientos, escribir tus objetivos y sueños, pegar fotografías, hacer collages, escribir letras de canciones. Nutre tu arte y tu pasión.
  • Si puedes: ¡viaja! Llénate de la cultura que rodea a la danza del vientre y/o las danzas tradicionales de tu interés junto con su música.

 

Amor al estudio

Ya se sabe que el aprendizaje significativo es el mejor de todos y, para que tus sesiones de estudio sean aún mejores, toma en cuenta esto:

  • Ama lo que haces. ¿Qué quiere decir? Que busques la aproximación a la danza del vientre que más llene tu corazón. Y para ello, tendrás que buscar y explorar. Busca y explora varias clases, talleres, profesores y maestres. Encuentra cual es tu perspectiva para que realmente ames lo que practicas y después de cada sesión, tu corazón quede lleno.

 

  • Busca clases, profesora y compañeras que construyan un ambiente saludable, en donde tu individualidad (tu manera de ser, tu tipo de cuerpo, tus valores personas) y la de tus compañeras se celebre y se acepte.

 

  • No le hagas caso a los Los hatersk o “personas que odian” o “personas odiosas”, siempre estarán tirando mala onda. Criticarán tu esfuerzo, criticarán tu danza, criticarán tu vestuario, criticarán el hecho de que uses tu tiempo en lo que amas. ¡no les hagas caso!

 

  • ¡Prémiate! Asegúrate de darte regalos cada vez que cumplas tus metas u objetivos o cada vez que tu profesora te celebre o cada mes que cumplas con todas tus clases. Como tú prefieras… ¡prémiate!

 

  1. ¡Atención! ¡El perfeccionismo le hace zancadillas al Progreso!

Perfeccionismo-2

¡Así es! El perfeccionismo vive haciéndole zancadillas al progreso. Mira, así puede sonar el perfeccionismo:

  • No puedo estudiar bien porque no tengo un cuaderno nuevo.
  • Tengo que sacar la hoja completa del cuaderno porque hice un borrón en la primera letra.
  • No puedo hacer el collage porque prefiero el stickfix a la colafría así es que tengo que ir al supermercado primero y así aprovecho de comprar la mercadería para la semana.
  • No puedo leer mientras no tenga total y completo silencio.
  • No puedo hacer el resumen porque mi lápiz es negro de punta gruesa cuando en realidad estudio mejor si es que es azul de punta fina.

Estos ejemplos pueden sonarte divertidos, pero también se pueden extrapolar a muchas situaciones. El tema central es: no dejes que el perfeccionismo ahogue tu progreso. No importa si avanzas más lento de lo que planificaste. NO importa si aún no controlas algún movimiento. No importa si, después de leer, aún no tienes claridad sobre la materia. Lo importante es que avanzas y te das el tiempo para ti y tu pasión.

El perfeccionista se compara con los demás.

El perfeccionista se juzga a si mismo y nunca se siente listo, por ende, sabotea su avance y su propia luz.

El perfeccionista también tiende a juzgar a todos los demás.

El perfeccionista se fija en todas las faltas, los problemas, lo que NO HAY, en la carencia.

El perfeccionista se va a encontrar muy delgado, o muy grueso, o muy viejo, o muy joven. Nunca nada será suficiente.

En vez de todo esto: amiguémonos del progreso. Esto también te lo digo como experiencia propia, como perfeccionista en rehabilitación 😉 Si estudias, SIEMPRE avanzas. Y eso de avanzar rápido en la danza no sirve. El cuerpo necesitas su tiempo, su maceración. Ten paciencia contigo misma.

 

CONSEJO IMPORTANTE: no quieras estudiar todo de una vez. De verdad… dale un mes a cada proyecto de estudio. Porque si no, abarcarás mucho y avanzarás muy poco. Ponte desafíos teóricos para una cierta cantidad de tiempo. Luego desafíos musicales. Luego desafíos físicos.

Si por algún motivo necesitas abarcar más de una cosa, te recomiendo que tengas las metas muy claras, porque puedes acabar frustrada, con rabia, con la auto-estima dañada y sin claridad de porqué y para qué estás estudiando. ¡Esto es lo último que queremos!

Sobre todo porque existe esta presión de ser brillante, perfecta, culta, extraordinaria porque si no, no vale. ¡Uff! No se de donde habrá salido eso pero es una creencia muy, muy dañina. Todas, incluidas las que somos profesoras, tenemos el DERECHO a no saberlo todo ni mucho menos a tener una técnica que lo abarque todo y de manera perfecta.

Es preferible ir lento, pero seguro 😊

image (10)

 

¡Espero que te haya gustado esta blog! Por favor siéntete con la libertad de compartirlo y de escribirme si tienes cualquier pregunta o duda. Estoy a tu servicio.

Con mucho amor,

Marwa.

PS: Más abajo hay un apéndice pensado para las personas que están interesadas en el tema de la energía femenina.

_____________________________________________________

¡REVISA ESTA INFORMACIÓN!

_____________________________________________________

 

APÉNDICE

Este es un tema que me apasiona y lo estudio mucho y de manera consciente: las energías femenina y masculina en nuestra vida.

CONSEJO DE ESTUDIO: Haz un balance entre la energía femenina y masculina de tu danza. Si eres una persona con esencia femenina, entonces la energía masculina de tus sesiones de estudio no puede ser más de 40% masculina. Si no, terminarás drenada, estresada, frustrada, agotada y enojada. Esto es sólo si tu esencia es más femenina. Si eres una persona con esencia neutra – tan femenina como masculina – no hay problema. Si eres una persona de esencia masculina, entonces es al revés de este consejo).

 

OJO: Las energías femenina y masculina NO son para generalizar o hacer estereotipos de géneros (mujer u hombre)

 

Ejemplos de práctica con esencia femenina:

  • La consciencia.
  • Las técnicas somáticas.
  • Los collages, el uso de dibujos y colores.
  • La creación.
  • La improvisación o libre flujo con una canción.
  • La elongación.
  • El bailar en grupo.
  • El intentar encarnar la música con el movimiento.
  • Tocar música.

 

Ejemplos de práctica con esencia masculina:

  • Repetición de ejercicios técnicos.
  • Repetición de coreografías.
  • Desafío técnico.
  • Prácticas de acondicionamiento físico.
  • Concentrarse en cumplir metas y objetivos.
  • Competitividad con una misma o con otros.

¡Éxito! <3

Author Info

Marwa Marcia Gómez

Los artículos publicados en esta web son parte de la investigación que se expondrá en mi próximo libro de Danza Oriental, el cual será lanzado durante este año 2017. Para saber más sobre mi recorrido en la danza, por favor visita mi biografía. Si te gustaría sugerirme algún artículo, por favor no dudes en escribirme a marwachile@gmail.com