Marwa | mail: marwachile@gmail.com |

Las primeras bailarinas de Danza del Vientre en América

“Una danza que te quitará la paz de tus noches de sueño por meses”  (escrito por un periodista, refiriéndose a la Danza del Vientre en la exhibición de Egipto de la Feria Mundial de Chicago, 1893)

Una de las tantas bailarinas conocidas como "Little Egypt" en la Feria Mundial de Chicago, 1893

Una de las tantas bailarinas conocidas como “Little Egypt” en la Feria Mundial de Chicago, 1893

¿Quiénes fueron las primeras mujeres que se ganaron la vida como bailarinas de danza del vientre en nuestro continente? ¿Cómo llegaron y por qué? Si has estado leyendo mis artículos, sabrás que ya estaba instaurada la corriente que hoy llamamos “Orientalismo”, gracias al término acuñado por Edward Said. Una fascinación por Oriente, por su gente, sus templos, sus especias, arquitectura, telas, vestuario, idiosincrasia, etc. Más y más aventureros viajaban hacia el medio y lejano oriente, más escritores utilizaban estos recursos en sus novelas de ficción.

 

A partir de esta fascinación, no sólo por Medio Oriente sino también por el mundo entero, empresarios en Londres, Paris y Chicago instauraron lo que se llamaron “Ferias Mundiales”, cuyo objetivo era la construcción de parques temáticos en donde el público asistente tenía la posibilidad de “viajar” hacia diversos lugares del mundo. Para estos parques, los empresarios movilizaron paisanos de los respectivos países, animales, arquitectura y todo lo necesario para recrear la vida países como Egipto, China, India, Brasil, entre otros. Mostraban – y promovían – artesanías, agricultura, artes, ciencias del mundo. Estas ferias mundiales fueron muy populares entre los años 1850 y 1930.

 

 

La primera “exposición universal” se realizó el Londres, pero la Feria Mundial de Chicago de 1893 – organizada a partir de la celebración de los 400 años del descubrimiento de América por Cristóbal Colón – fue la más exitosa y la primera en hacerse fuera de tierras europeas. “Las distintas naciones mostraban sus avances en materia de industria, bellas artes y tecnología […] El evento resultaba muy beneficioso para la nación organizadora, que durante varios meses proyectaba todo su potencial a un público compuesto por monarcas, jefes de Estado, grandes inversores, personalidades de las artes y las ciencias, periodistas especializados y turistas”.[i] Para la Feria de Chicago, los asistentes fueron 27 millones de personas.

Midway PLaisance - sección de la Feria en la Cual se encontraba la exhibición "Una calle en Egipto".

Midway PLaisance – sección de la Feria en la Cual se encontraba la exhibición “Una calle en Egipto”.

Esta Feria Mundial tenía dos secciones: The White City y Midway Plaisance. En esta última sección era donde estaban las exhibiciones de los países extranjeros y la exhibición “Street in Egypt” (Una Calle en Egipto), fue la más popular, ¡sobre todo por sus bailarinas!

Afiche de la Exhibición de Egipto en la Feria Mundial de Chicago, 1893.

Afiche de la Exhibición de Egipto en la Feria Mundial de Chicago, 1893.

Algunos autores, como István Ormos[ii] en su artículo sobre la exhibición de Egipto en la Feria Mundial de Chicago de 1893, dice que es importante señalar que las exhibiciones de países extranjeros se le daba gran importancia a la entretención, lo que hacía que los países extranjeros recibían un trato más bien circense. Esto es importante a la hora de entender por qué ciertos países no recibieron un trato serio, más bien antropológico, en vez de un trato desde la superioridad. Dicho en palabras más simples: “lo exótico” no es una muestra cultural desde la cual se puede reflexionar, sino algo para reír, entretener, asombrar.  En este caso, Cairo Street “no fue construida como una réplica fiel a alguna calle particular en Egipto, sino una combinación de 26 edificios de estilo islámico, algunas de ellas copias de reconocidos monumentos, para reproducir la atmósfera de El Cairo y dar la ilusión de una calle real de la metrópolis del Medio Oriente[iii]

StreetinCairo_expo5 StreetinCairo_expo4 StreetinCairo_expo3

 

StreetinCairo_expo2

Egipto quiso participar de manera oficial en esta feria, pero no pudo hacerlo por su situación económica de aquel tiempo. Por lo tanto, se realizó como proyecto privado por el empresario Georges Pangalo, quien trabajó con Max Herz, arquitecto jefe del Comité de Conservación de Monumentos del Arte Árabe, agencia oficial para preservación de monumentos en Egipto.

La mayoría de los componentes de las construcciones fueron producidas en El Cairo y luego enviadas por barco a Estados Unidos. Además, viajaron personas, camellos, burros, entre otros, para participar en escenas típicas de la vida del Cairo, así como procesiones matrimoniales. Desde luego, la Danza del Vientre estaba presente. Se dice que las bailarinas estuvieron reacias a viajar para bailar, así como también los dueños de los lugares en donde danzabas, ya que se quedaría  sin bailarinas ni clientes, por lo que Pangano hizo correr el rumor de que una famosa bailarina – Farida Mazhar –  viajaría para hacerse aún más famosa en este nuevo país ascendente, y así muchas bailarinas se enlistaron para viajar, entre un total de  egipcios (hombres, mujeres y niños), con productos artesanías, artefactos, 7 camelos, 20 burros, monos, serpientes y provisiones. Se embarcaron en el barco inglés Guildhall, desde Alejandría a Nueva York el 9 de marzo de 1893.[iv]

 

Así, la Danza del Vientre hizo su debut en nuestro continente, en la Feria Mundial de Chicago (World’s Columbian Exposition) de 1893, en la sección llamada “Una Calle en Egipto”. Mira lo que escribe el escritor e investigador István Ormos:

 

“[En la exhibición “Una Calle en Egipto] había un teatro con capacidad para 1500 personas. Fue en este teatro que la Danza del Vientre se mostró. El show causó una increíble emoción y fue la gran sensación de toda la Feria. Este tipo de danza ya había sido conocida por algunos viajeros y algunos habían leído sobre ella en los mismos diarios de estos viajeros, pero nadie se había imaginado exactamente cómo era: algo completamente conocido para el público en América. Lo que la gente vio en este teatro no estaba alineado con el lineamiento moral de la época y evidentemente no era algo a lo que estuvieran acostumbrados. Para la mayoría de la gente, la emoción principal no era de rechazo sino más bien de impresión: simplemente jamás se habrían imaginado que una mujer pudiera bailar de esta forma. […] Las descripciones de la época son desfavorables, comentando sobre la vulgaridad de los movimientos pélvicos y la horrorosa música que la acompañaba y, sin embargo, la gente viajaba en masas a Chicago para ver esta danza que, de acuerdo a un periodista de la época “te quitará la paz de tus noches de sueño por meses”.

 

Dibujo de la exitosa Danza del Vientre en la Feria Mundial de Chicago de 1893.

Dibujo de la exitosa Danza del Vientre en la Feria Mundial de Chicago de 1893.

Por supuesto, esto fue un escándalo, y el directorio de damas administradoras (Lady Managers) realizó una protesta por indecencia. Desde luego, esto no hizo más que generar publicidad extra. [v] Es importate señalar que estas bailarinas comenzaron a ser conocidas como “cooch dancers” haciendo el “hootchy-cootchy”.  Todas las fuentes están de acuerdo que “Una Calle en Egipto” fue la exhibición más exitosa de toda la Feria y, en los seis meses de su duración, más de 2.250.000 personas pagaron su admisión para entrar a esta parte específicamente.

 

Fue en esta Feria que el renombrado científico Thomas A. Edison, realizó grabaciones ¡que son las primeras muestras visuales de nuestra danza! También hay grabaciones realizadas después de la Feria, ya que muchas bailarinas – o todas quizás – se quedaron disfrutando de mucho trabajo y fama en Estados Unidos.

 

 

 

 

 

También, muchas bailarinas posaron para la documentación fotográfica para la posteridad de la Feria. Algunas imágenes siguen vigentes hasta el día de hoy.

 

Bailarinas. Algunas fuentes indican que eran Ghawazee.

Bailarinas. Algunas fuentes indican que eran Ghawazee.

Otra de varias bailarinas que decían ser Little Egypt.

Otra de varias bailarinas que decían ser Little Egypt.

Bailarina2_argelia Bailarina1

 

A partir de esta Feria, las bailarinas que viajaron se hicieron famosas, fueron contratadas por nightclubs, circos, shows de Vaudeville, carnavales, etc. Incluso en los shows de Burlesque, el “acto de la bailarina oriental” ya era considerado un estándar en el abanico de las presentaciones. Por supuesto, muchas veces la Danza del Vientre fue completamente deformada para los diversos públicos en los distintos shows o contextos, exagerando aquellos aspectos que resultaban escandalosos[vi].

En esta Feria también resultó muy popular el nombre “Little Egypt”, que no se sabe con certeza si fue una famosa bailarina o el nombre de un camello en el que podían pasear los visitantes.  El punto es que las bailarinas de la época se peleaban diciendo que ellas eran “la original”. Hay incluso un excelente libro de Donna Carlton “En busca de Little Egypt”, que habla sobre estas bailarinas, tanto en el contexto de la Feria Mundial como más adelante en el tiempo.

 

Reflexión Importante

Si nos damos cuenta, la Danza del Vientre llegó a occidente incluso antes de las primeras películas en donde podemos ver a Badia Masabni, Samia Gamal, Taheya Carioca, etc. Muchas veces nos referimos a Badia Masabni como la Madrina de la Danza Oriental. Sin embargo, estas bailarinas que viajaron a Estados Unidos fueron también verdaderas pioneras, y para cuando Badia Masabni abrió el Casino Opera en 1926, en EEUU la Danza Oriental ya llevaba más de 20 años de carrera, gracias a las bailarinas que se quedaron como a las bailarinas de Danza Moderna que se inspiraron en ellas y también gracias a – queramoslo o no – a las bailarinas de Burlesque y de Vaudeville que realizaban actos inspirados en las bailarinas de Danza del Vientre. Con esto quiero decir que la historia de la Danza del Vientre en occidente es bastante anterior a la que comienza con la era dorada en el cine. Es por esto que debemos estar seguras de que nuestra danza ha sufrido influencias, ya sea por la industria del entretenimiento, o por las normas moralistas de la época, o por lo actos de carnaval/circo/vaudeville/etc en los que hayan actuado estas bailarinas.

 

Como siempre, es un placer, honor y privilegio poder acompañarte en tu camino en la Danza del Vientre. Recuerda que esta es una forma artística hermosa, que debemos esforzarnos por cuidar y valorar. Todo está en nuestras manos <3 ¡Gracias por leer y muchos cariños!

Marwa

Referencias:
[i] http://carpetashistoria.fahce.unlp.edu.ar/producciones-especiales/arq-urb/notas/la-exposicion-universal-de-1893
[ii] http://www.maxvanberchem.org/en/scientific-activities/projects/?a=128
[iii] http://www.maxvanberchem.org/en/scientific-activities/projects/?a=128
[iv] https://inha.revues.org/4915
[v] The Salimpour School of Dance Compendium
[vi] “En busca de Littel Egypt” por Donna Carlton

Author Info

Marwa Marcia Gómez

Los artículos publicados en esta web son parte de la investigación que se expondrá en mi próximo libro de Danza Oriental, el cual será lanzado durante este año 2017. Para saber más sobre mi recorrido en la danza, por favor visita mi biografía. Si te gustaría sugerirme algún artículo, por favor no dudes en escribirme a marwachile@gmail.com